08 febrero, 2009

como un roble

QUERCUS (del latín Quercus, roble o encina, relacionado con el celta Kaërquez; pronúnciese cuercus) es un género de árboles de gran porte por lo general, aunque también se incluyen arbustos.
Miro por la ventana en esta fría tarde y la ventisca arrastra las hojas de las encinas. Desde este refugio en el que me escondo de los brazos de Nino, contemplo las copas de estos magníficos árboles de los que nace un fruto duro, fuerte, la bellota.
Resguardando mis sentimientos en la copa del roble, él no me encontrará. El árbol me protegerá de sus engaños, de sus cantos de sirena.
En otros tiempos, él había sido como un Quercus, noble, fuerte, de gran porte, pero un día... se convirtió en un arbusto, espinoso y esquivo.
Seguiré observando desde la ventana las hojas de aquel árbol que fue.
Nina

23 comentarios:

  1. Ohhhh!!!
    Qué bonito!!
    Los árboles nos ayudan a ver las cosas positivas de la vida!!
    Un beso!
    Eva

    ResponderEliminar
  2. los arboles dan un toque de esperanza al mundo... es precioso!!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta este Nino, da esperanza,... esperemos que a Nina también.

    ResponderEliminar
  4. Qué penita madre.

    Esta historia me deja en cada entrega con el corazón partido.

    Conchi

    ResponderEliminar
  5. Da gusto acercarse por aquí...aunque siempre me voy con un ligera pena...
    Esta vez le veo fuerte...

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Momentos difíciles para Nina. Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. hola Chicas que bonito... los árboles son vida un besote grandeeeeeeeeeeee y buena semanita

    ResponderEliminar
  8. Pero yo no quiero que Nino sea caduco!!!! no se valeeeeeeeeeee, tiene que ser perenne e inmortal!!!

    ResponderEliminar
  9. Esta desconfianza de Nina va a costarle mucho a nuestro querido Nino.
    Vaya pareja autentica de enamorados!!!
    Besos,

    ResponderEliminar
  10. Quizá debiera probar a abrazar el tronco del roble para robarle algo de su energia.

    ResponderEliminar
  11. Qué chulo es quercussss.....me encanta!!!!

    ResponderEliminar
  12. que te voy a contar yo, de que significanlas maravillosas encinas, si vivo rodeada de ellas?

    fortaelza para nino y que bajo la sombra de un eterno roble, encuentre la paz que tanto anhela...

    =)

    (hay proyecto benefico enmarcha... y hasta ahi puedo leer. pero pronto, en la Azotea..)

    besos!

    ResponderEliminar
  13. Qué palabras tan preciosas, Nina... ¡y qué ganas tenía de volver a este mundo a leer vuestras andanzas!

    Como yo también soy una enamorada de los árboles, espero que encuentres a Nino de nuevo como ese árbol que fue.

    (¡Besos a las dos!)

    ResponderEliminar
  14. Hola Bombis, Hola Borombis
    ¿Que tal todo?
    He estado bastante tiempo desaparecida de estos mundos blogeros, pero he vuelto y tenía ganas de visitar a Nino y ver que es de su vida, así que...seguiré sus pasos de cerca.
    Un beso enorme, espero que todo vaya genial.
    Inés

    ResponderEliminar
  15. los arboles me encantan, devuelven tranquilidad a la cuidad.
    Piensan que Nina perdonara a Nino?
    Que ganas de seguir su historia.

    Ps : donde pueda encontrar un nino con corezon rojo ?

    ResponderEliminar
  16. ayss... pobre Nina!!
    en el amor,a veces, suceden estas cosas, pero... Nino puede volver a ser aquel árbol fuerte y noble otra vez, no?

    un beso

    ResponderEliminar
  17. que chulo el muñequito!
    de verdad, es genial!
    lo quiero.....

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

NINOS

Y Ninos apareció en nuestro taller, revolviéndolo todo: el orden, los colores, las ideas, el tiempo.
Y no había hecho más que empezar...